Anorexia

La anorexia es un trastorno de la alimentación en el que la persona rechaza el consumo de alimentos por miedo a ganar peso corporal. Generalmente la sufren quienes tienen un temor incontrolable por aumentar de peso, aunque no necesariamente se encuentren excedidas en el mismo. Lo que sucede es que la o el paciente denota una alteración en la percepción corporal, es decir, está delgada o delgado o se encuentran en su peso, pero se percibe con sobrepeso.

Esta conducta se ha encontrado que aparece con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres.

Antes se creía que las adolescentes y mujeres jóvenes eran quienes tendían a  sufrir anorexia; sin embargo, en años recientes se han encontrado casos de mujeres adultas que viven con esta condición. Probablemente tuvieron trastornos de alimentación en épocas anteriores de su vida, pero no fueron diagnosticadas y por ende no tuvieron tratamiento; a ello se suma la diferencia en la autopercepción que tienen hoy en día las mujeres de más de 50 años.

La anorexia también se puede manifestar cuando la persona se excede en la realización de ejercicio o de entrenamientos extenuantes, sobre todo después de una ingesta que considera elevada en calorías. Cabe señalar que parte del trastorno es la manera en cómo evalúa y percibe los alimentos y su figura. Puede creer que un alimento le va a engordar y entonces experimenta ansiedad durante o después de su consumo.

En cuanto a la percepción de su figura, estos pacientes generalmente creen que tienen sobrepeso, sin que sea el caso. La creencia del sobrepeso les provoca una ansiedad que no logran controlar, por lo que recurren a otras estrategias, como la ingesta de laxantes.

En cuanto a la causa de la anorexia, se cree que va relacionada con patrones familiares en los que impera un exceso de control y de perfeccionismo, combinado con la actitud social de tener una figura esbelta, como las que demuestran las actrices o modelos de pasarelas; también puede ser que la familia otorgue mucha importancia a la imagen corporal.

Los síntomas se mencionan a continuación:

•       Pérdida de peso constante.

•       Uso exagerado de laxantes y/o diuréticos.

•     Evitar alimentarse adecuadamente; tienen un consumo mínimo de alimentos.

•       Amenorrea, o ausencia de menstruación.

•       Baja presión arterial.

•       Descalcificación.

•       Insomnio.

•       Depresión.

Si usted percibe estos síntomas en algún integrante de su familia, es importante que busquen ayuda.

Psic. Cristina Figueroa

246 46 91878

www.transpersonal.mx

Comparte este artículo