El área de Recursos Humanos en tu empresa

He escuchado muchas veces decir que el área de Recursos Humanos es el mal necesario dentro de la empresa, pero es posible que quien lo comente esté creciendo tanto como organización que ya visualizó que requiere personal que se encargue de la nómina, el reclutamiento o los eventos de la empresa.

En este espacio propongo que un área de Recursos Humanos va más allá de lo previsto; para empezar, requerimos participar en la Planeación Estratégica de la organización para permear ese gran objetivo de negocio al personal de las demás áreas, siempre basa­dos en un organigrama delimitado de manera simple y fácil de administrar en un nivel estratégico, táctico y operativo, para que cada área asuma su papel ante el desafío de un Plan Estratégico.

La idea es documentar desde el organigrama, el perfil y descripciones de puesto de la empresa, para que cada uno tenga responsabilidades claramente definidas.

Recursos Humanos es la primera impresión ante el posible colaborador que buscamos para cubrir nuestras vacantes; de nosotros como recursos humanos depende si la persona se siente motivada o no para trabajar en nuestra empresa. Deberemos facilitar un proceso de reclutamiento ágil que sea empático con la persona que busca empleo, pero que también será asertivo con la empresa y entonces atraer al mejor a nuestro equipo.

Luego, facilitaremos el proceso de selección de personal, porque recordemos que Recursos Humanos provee de talento a la empresa, propone opciones ape­gadas a un perfil de puesto previamente definido, pero la selección de personal la hace el encargado del área. Posterior a este paso, al área de Recursos Humanos le toca coordinar contratación, explicar al nuevo colabo­rador los reglamentos o políticas internas y coordinar una bienvenida completa por medio de su proceso de Inducción a la Empresa, dando a conocer Historia, Filosofía Organizacional, Prestaciones, Días de Pago, Políticas Internas y nuestra especialidad como empresa, productos, servicios y demás información general que de acuerdo con el estándar interno, deberá conocer el nuevo talento para después coordinar con el área correspondiente el proceso de Inducción al Puesto; ahí la persona deberá tener un tutor, maestro o com­pañero experto que le enseñe las funciones principales de su nuevo puesto, paso a paso y con detalle para lograr que la persona se sienta parte del equipo y con la seguridad necesaria para desempeñarse… todo esto, en coordinación con el área de Recursos Humanos.

Estos pasos pueden ser sencillos, sin complicaciones, dejar que fluyan para que todos lo sientan parte de su desempeño y se logre un ingreso exitoso a la empresa. Mientras tanto, estoy segura de que ya trabajamos en paralelo el tema de cultura organizacional y liderazgo, ya le explicamos al nuevo integrante el tema de nuestros comportamientos clave en la empresa e identificamos, incluso, necesidades de capacitación en el puesto a desempeñar logrando que el nuevo colaborador se sienta bienvenido realmente al nuevo lugar de trabajo.

Mientras tanto, también nos encargamos de cerrar el año con una buena identificación de necesidades de capacitación en todo el equipo de trabajo de la empresa, labor que hacemos alineados con el plan estratégico y en equipo con cada líder de área, para finalmente proponer un programa de capacitación que cumpla con el entre­namiento del equipo de trabajo y la parte legal, siempre presente y a tomar en cuenta, en donde busquemos capa­citación, desarrollo de talento, certificación de puestos clave y desarrollo de nuevas competencias o capacidades.

En nuestro plan de trabajo anual no podemos olvidar eventos de integración, días festivos o conmemorativos de la empresa, temas de comunicación e innovación interna y seguimos con más contribuciones en la or­ganización, sin olvidar que deberemos medir el clima organizacional para contribuir a promover que todos estemos en un clima favorable para el desarrollo de nuestra labor, y en todo está presente la administración de los recursos humanos.

El área no puede olvidar que también administra el desempeño del personal en coordinación con cada líder de equipo, para entonces promover el reconocimiento, ya sea institucional o personal, hablando de manera individual y de equipo, y seguimos aportando como área de recursos humanos, efectivos, eficientes y presentes en el cumplimiento del plan estratégico inicial.

Hoy en día deberemos cuidar también la salud y seguridad de nuestra gente, con estrategias de sensi­bilización, campañas de salud y desarrollo social, y de pronto nos detenemos a pensar cómo lograr todo eso. Buscaremos alianzas con instituciones de salud o médicos laborales para que en épocas clave, tenga­mos campañas dentro de la empresa, promoviendo el cuidado, las consultas y una atención que haga de nuestro centro de trabajo el mejor lugar para laborar. Cuidemos que uno de los principales objetivos del área sea promover nuestro centro de trabajo para que, en lugar de buscar talento, el talento llegue a la empresa buscando colaborar. Y es tal vez entonces cuando por inercia deberemos cumplir con una nómina impecable, sin errores ni omisiones, prestaciones y compensacio­nes, y deberemos hacer campañas para dar a conocer y recordar a nuestra gente que la empresa está presente más allá de cumplir con una nómina.

Un área de recursos humanos es el medio indiscutible para lograr nuestros objetivos, para mejorar nuestros re­sultados como empresa, para generar cultura de apoyo y trabajo en equipo, para hacer más eficiente la comunicación, para desarrollar el liderazgo, promover la capacitación, el desarrollo y el reconocimiento dentro de la empresa.

Recursos Humanos es reclutamiento, nóminas y contratación como base de su aportación, pero, sobre todo, recursos humanos es el camino que va dejando la empresa en su aportación a la sociedad y la economía de un municipio, de un estado y de un país.

No somos un mal necesario, somos el medio para transformar los resultados como empresa, procurando el objetivo de ganar–ganar en la organización.

Por: Fátima Calderón
CR. Capital Humano
Cel: 222 55 46 511



Comparte este artículo