Hablemos de mí, que es algo fascinante

Publicado en Junio 2008 Edición 07

Poco después, los inversionistas tomaron el proyecto en situación de riesgo y lo alimentaron con dinero para comprar la infraestructura del sitio. En sus inicios, la página valía cero dólares. Hoy en día esta página web tiene un valor de mil 650 millones de dólares.

En los inicios de YouTube, la gente subía todo lo que podía captar con su cámara casera o la videocámara del celular. Poco después, comenzó a traducirse en un verdadero escaparate comercial y comunicativo. La gente comenzó a darse cuenta de que no solamente servía para mostrar y mirar, sino que grandes historias podían ser contadas.

Un ejemplo de ello es que dentro de YouTube pueden hallarse fragmentos de documentales, o bien, videos de más de una hora de duración que son generalmente de divulgación; por ejemplo, el documental de Loose Change, que denuncia una conspiración gubernamental en el atentado del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

Aun cuando la pornografía no esté exenta, los moderadores de YouTube tratan de evitar en la medida de lo posible que sea vista por menores de edad; sin embargo, el sitio es democrático a todos los contenidos. Solamente en China se han censurado algunos videos debido a su contenido moral y político.

Este escaparate visual tiene un modelo de funcionamiento parecido al de los portales comerciales Amazon o e-bay. Los videos se pueden encontrar por “entradas” o marcas verbales que el mismo usuario coloca. Por ejemplo, si se buscan videos de música, se escribe el nombre de la canción o el artista. Si se busca un tema como “guerra” aparecerán muchos videos referentes a este tema, que van desde grabaciones de la televisión hasta videos tomados por los propios ciudadanos o soldados en algún escenario de guerra.

Todos los videos contienen una descripción escrita por el usuario. Al mismo tiempo, un video puede verse en cualquier lugar del mundo, y para los videos más vistos, YouTube enlaza el buscador de Google, que sirve para encontrarlos mucho más fácilmente.

La capacidad de grabación de YouTube está limitada a unos 11 minutos para usuarios normales, aunque si los moderadores de YouTube consideran que el video tendrá impacto, el autor puede solicitar su publicación completa.

Aun cuando las leyes de derecho de autor se apliquen en los videos comerciales, a muchos artistas y compañías les conviene que el video sea subido a la red con su contenido íntegro, porque es publicidad gratis y su impacto es mucho mayor.

En el terreno educativo, las escuelas han aprovechado el espacio gratuito para subir fragmentos de conferencias, de lecciones o de proyectos multimedia que se difunden en todo el espacio virtual. Algunas también han implementado la publicidad en YouTube para difundir sus cursos y sus productos educativos. Por ejemplo, el Instituto de Estudios Superiores Dante Alighieri de Tlaxcala tiene su video promocional en YouTube bajo el título “IES DANTE” y aunque tiene una corta duración, cumple con los requisitos de todo buen promocional educativo que se pueda ver en algún medio formal como el radio o la televisión.

El lema de YouTube, Broadcast YourSelf (trasmita usted mismo) expresa la esencia de esta página web. Precisamente esta es la necesidad que ha generado este sitio, y las posibilidades de creación y diversión son infinitas. Incluso algunos cineastas primerizos han incluido documentales y cortometrajes y, en algunos casos, ha servido para descubrir nuevas estrellas.

Uno de los casos más sonados es el de la cantante Lilly Allen, quien utilizó MySpace.com (de la empresa MSN) para difundir sus canciones. El terreno deportivo no se queda atrás.

Gracias a YouTube, el pequeño Rhain Davis fue descubierto en Australia como la nueva promesa del Manchester United de Inglaterra, y a pesar de sus 12 años, el club de futbol inglés le ha ofrecido ya un contrato garantizado para enrolarlo en sus filas.

Es interesante pensar cómo el ser humano ha desarrollando mucho más su creatividad y sobre todo, incrementando su interés en la expresión de sus emociones, pensamientos y acciones. Esta es una maravilla de nuestro tiempo y es buen momento para que se asome a sus videos y, por qué no, también trasmita usted mismo.

Juan Leonardo Escutia Medrano

Comparte este artículo