Parque infantil Kokonetzi, lugar seguro para jugar

Publicada en Abril 2008 edición 05

  • Este centro recreativo atiende a niños con discapacidad en Apizaco

El parque infantil Kokonetzi es diferente al resto de los espacios recreativos que hay en el estado, en virtud de que en este centro se atiende a niños con problemas de discapacidad física.

Ubicado en el lado poniente del Centro Expositor de la ciudad de Apizaco, el parque Kokonetzi es un lugar seguro para que los niños realicen una de las actividades propias de su edad que es el juego.

En sus instalaciones hay más de 40 aparatos en donde los pequeños con discapacidad psicomotora, visual, auditiva, intelectual y parálisis cerebral son atendidos de manera integral por un equipo de especialistas para desarrollar y estimular su organismo.

El parque Kokonetzi se abre de 11 a 18 horas los sábados y domingos. Los pequeños son atendidos por personal en el área de educación especial, psicología y trabajador social, con el propósito de recibir un servicio integral.

Al parque infantil pueden ingresar niños que no tengan discapacidad física, con la condición de que acompañen a un menor con algún problema físico, pues de esa manera se fomenta la inclusión entre los menores. “Lo que pretendemos con esta medida es que los pequeños que gozan de buena salud se solidaricen, apoyen y entiendan a quienes necesitan de su ayuda para divertirse y convivir”, relata la directora del Instituto Tlaxcalteca para Personas con Discapacidad, Sulma López Corona.

En este centro infantil hay columpios, resbaladillas, tobogán, casas de juego, gimnasio, carrusel y rodillos, todos adaptados para que los niños jueguen y se diviertan de manera segura. El área está completamente alfombrada.

La capacidad instalada del parque es para atender a 200 niños al mismo tiempo. De manera complementaria, el parque infantil Kokonetzi cuenta con áreas en donde se imparten cursos a los padres que tienen hijos con discapacidad física, con el propósito de que aprendan a manejar sus emociones, su enojo, sus desacuerdos y desilusión por la situación física de sus vástagos.

También opera la Unidad de Rehabilitación en donde hay diversos aparatos para las terapias de los menores.

De acuerdo con datos oficiales, en Tlaxcala hay aproximadamente 7 mil niños con discapacidad física, de los cuales más de 4 mil 500 son atendidos a través de diferentes programas públicos.

Revista Momento
Fotografía: Zitlali González Loo

Comparte este artículo