Proyecto de vida y prosperidad.

Publicada diciembre 2021 Edición 168

“Nuestro destino proviene en úl­tima instancia de los niveles más profundos del deseo y también del nivel más profundo de la intención. Ambos están íntima­mente vinculados”.

La anterior es una cita del Dr. Deepak Chopra. El autor nos invita a través de varias de sus obras a encontrar nuestro potencial en la vida.

Expresa que todos tenemos un talento úni­co que nos brinda la posibilidad de extender y cumplir nuestra muy personal misión en la vida.

Dentro de mi práctica clínica privada he tenido la oportunidad de escuchar a diferen­tes personas expresar contundentemente que “Ese era su destino”; personas realmente con­vencidas que por más que hagan esfuerzos para cambiar su vida, esta ya está escrita y no la podrán cambiar.

Padre, padre e hijo, hijo, familia, niño, hombre

A todas esas personas del día de hoy me propongo contagiarlos de optimismo y de una fe dirigida hacia el conocimiento de sí mismos.

Todos podemos tener el estilo de vida que queremos y no solamente me estoy refiriendo a cosas materiales, porque la verdadera prosperidad se inicia dentro de uno mismo. Así pues, me estoy refiriendo a calidad de vida, calidad en relaciones per­sonales, unión familiar, etc.

En sí la prosperidad es una actitud, es una forma de pensar, es un sentimien­to interno que existe dentro de todas las personas y que solamente es necesario en primer término “conocerlo” y en segundo término “despertarlo”.

Una de las muchas maneras de des­pertar la prosperidad dentro de nosotros es precisamente conocer nuestra misión en la vida, poner en práctica nuestros talentos y utilizarlos para proveer a este mundo en el que vivimos de cosas positivas que gene­ren al mismo tiempo bienestar, prosperidad y abundancia a todas las personas que nos rodean.

Te invito a recapacitar si tú el día de hoy estás utilizando tus talentos para ofrecer y dar positividad a tus semejantes y también te invito no solamente a dirigir tus esfuerzos hacia tu propia prosperidad, sino a la de quienes te rodean: ayuda (aunque sea en algo mínimo) a alguien más a incrementar su prosperidad y de esa manera estaremos construyendo una mejor sociedad.

Comparte este artículo