Belleza por dentro y por fuera.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicada Enero 2008 Edición 2

En nuestra sociedad se pondera la belleza como atributo que debe alcanzarse a toda costa. Por eso nos encontramos hombres y mujeres envueltos en una parafernalia de cirugías plásticas, liposucciones y maquillajes que fabrican verdaderas máscaras, entre otras cosas.

Por ello, olvidamos frecuentemente que el concepto de belleza es ante todo una condición que es esencialmente vital, es decir, interna y asociada a nuestra personalidad.

Si aceptamos nuestra apariencia física como parte de lo que somos, nuestra autoestima nos lleva a proyectar una presencia agradable para los demás y nuestra vida se enriquece personal y socialmente. Cuando alcanzamos este punto de equilibrio, es cuando podemos recurrir con más utilidad a los recursos de la cosmética.

Estos apoyos cosméticos asociados con la tranquilidad espiritual que proyectas cuando tienes una personalidad equilibrada, te ayudarán a que todos los que te conocen te acepten como una mujer hermosa.

Si pensamos en el rostro, te sugerimos tomes en cuenta los siguientes consejos:

  • Usa corrector a base de maquillaje que vaya con tu tono de piel.
  • Puedes darle forma a tus cejas, depilándolas en forma discreta.
  • Usa un delineador muy delgado sobre las pestañas superiores.
  • Utiliza una sombra suave de acuerdo con la conformación y necesidad de tus párpados.
  • La máscara en las pestañas puede destacar la belleza de los ojos.
  • Si aplicas rubor, debes hacerlo discretamente y es recomendable uno de tonalidades corales bronceadas.
  • Los labios deben pintarse y de preferencia con un color no mate. La moda para 2008 apunta al regreso de los tonos rojos.
Rosa María Pérez Galicia
Foto: Archivo Revista Momento

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on linkedin