Chabeli Samanta Pérez López- lashista, cultora de belleza y pigmentóloga.

27 años.

Certificación como lashista, cultora de belleza y pigmentóloga.

Believe Studio.

La historia de Believe Studio comienza a contarse a partir de la decisión de Chabeli Samanta por hacer sentir bien al otro.

En su espacio nos presenta todo un universo posible de la belleza. Chabeli Samanta Pérez López sabe de retos y a su don lo hace acompañar de cinco puntos clave para un servicio integral.

Believe Studio se centra en dar la mejor atención y lograr que cada clienta se sienta como una reina desde que llega.

–¿Cómo decides tener tu propio negocio?

–La decisión de que Believe Studio naciera empieza cuando me doy cuenta que a las personas el hecho de arreglarse las hace sentir bien; es ahí donde tomo la decisión de que Believe Studio crezca con el fin de apoyar a las mujeres a elevar su autoestima.

–¿Hace cuánto que tienes esta empresa?

Desde hace tres años. Un año en el Estado de México y dos años aquí en Apizaco.

¿Qué servicios ofreces en Believe Studio?

–Manejo extensiones de pestañas; ese es un producto estrella porque trabajamos con la fisonomía de las personas. Si necesita agrandar sus ojos, vamos a hacer un diseño que agrande sus ojos. Nuestro microblading también es un diseño personalizado. Babyglow es un maquillaje semipermanente que va a ayudar a que la piel se vea de porcelana. Nanoplastia es alaciado permanente, una cirugía capilar, que ayuda a cerrar puntas, a dar movimiento, sedosidad, brillo; es un producto que la gente busca mucho.

El spa, que son los faciales a limpieza profunda, facial de blanqueamiento, piel de porcelana; ahí entra dermapen, que es algo más quirúrgico y es tra­tamiento facial. Depilación con hilo técnica hindú, vamos a depilar ceja, bigote, patillas, ese bello delgadito se puede ir eliminando y cada vez se va haciendo más delgado.

Depilación con cera española para áreas más gruesas. Paquetes de maquillaje para novias, quinceañeras, graduaciones, que va desde maquillaje natural, sencillo, gala o pasarela; pei­nados; cejas HD para personas que no desean algo permanente demora doce días y es una ceja hermosa.

–¿Consideras que es difícil ser joven?

–Es difícil, porque a lo mejor no alcanzamos la experiencia necesaria. Pero es una etapa muy hermosa que hay que disfrutar al máximo. Es muy bonito tener toda la juventud; la experiencia se va adquiriendo poco a poco, pero es bonito ser joven. Yo lo disfruto al máximo porque soy joven, mamá, empresaria y esposa.

¿Cómo ha sido esta combinación de ser empresaria, mamá y joven?

–Ha sido muy difícil, porque requie­re tiempo. Me han llegado a decir: “¿Cómo vas a dejar a tus niños tan chiquitos?”. Tengo una niña de dos años y un niño de siete. El hecho de haberlos dejado desde muy chi­quitos fue muy difícil, porque me consideraban una mala mamá; pero no, soy una joven empresaria que va también por el futuro de mis hijos.

–¿Qué has sentido cuando te dicen que eres mala madre por no haberle dado prioridad a tus hijos?

–El hecho de sentir que no he cumplido con el papel de mamá ha sido duro; sin embargo, si ahora me detengo a ser mamá de tiempo completo, el día de mañana no voy a poder dar a mis hijos lo que realmente merecen. Sí he sentido feo, pero me sacudo.

–¿Por qué consideras que hay una presión social para que mujeres emprendedoras como tú tengan que dedicarse a cuidar a sus hijos?

–Creo que es por las creencias, educa­ción de las personas y cultura, porque ya en este tiempo muchas mujeres somos trabajadoras, independientes, libres y mucha gente tiene las ideas de antes, de que la mujer es para estar en casa cuidando a los hijos y no trabajando, pero creo el vivir en este tiempo, el poder ser mamá trabajadora, porque cumplo con mi doble trabajo, que es ser ama de casa y que lleva todavía mucha más responsabilidad.

Claro que agradezco muchísimo el apoyo de mi esposo, porque si no fuera también por él, para mí sería muy difícil poder trabajar. El hecho de que me apoye en cuestión de nuestros hijos es muy bueno.

–¿Qué retos has enfrentado por ser una joven empresaria?

–Mi mayor reto es el que las personas no confían en ti porque te ven joven; probablemente deben pensar en la experiencia. A esto le veo el lado contrario, que igual las personas jóve­nes, las mentes frescas, por llamarle así, tienen actualización, que es lo importante y más en el ramo de la belleza. Sí me ha afectado el hecho de tener corta edad, pero también me ha ayudado mucho para darle a mi cliente el servicio que merece.

–¿Cómo te ves en cinco años?

–Me veo con una cadena de mi es­tudio, principalmente en el Estado de México, Puebla y Chiapas.

–¿Entre tanta competencia en el ramo de la belleza cómo logras que los clientes digan “Yo me quedo contigo”?

–Siempre he mencionado este tema a mis clientas. Que ellas pueden ir y probar en otros lados y si les gusta y se sienten cómodas, adelante, van a seguir ahí. Pero tengo cinco con­ceptos muy importantes: En Believe Studio te vamos a consentir; vas a encontrar una amiga de verdad, pues todas mis clientas se vuelven mis amigas; el hecho de tener ser­vicios actualizados, porque apenas aparece una técnica nueva y yo ya estoy en un curso, porque quiero dar ese servicio a mi clienta; el hecho de cumplir con nuestros horarios, citas, atenciones; y siempre darle la mejor atención a mi clienta, que desde que entra se sienta aquí como una reina. Esos son mis puntos.

–¿Cómo pueden contactar tus servicios?

–En redes sociales estoy como Believe Studio; ahí van a encontrar todos los trabajos que realizo. Todas las fotos que están en ese perfil de Facebook son fotos reales de los trabajos. Tam­bién a través del número telefónico 241-223-7426, donde una servidora los estará atendiendo personalmente y en boulevard Emilio Sánchez Piedras #111, colonia Centro, en Apizaco, Tlaxcala.

Comparte este artículo