Héctor Prisco Fernández.

36 años.

Licenciado en lenguas modernas aplicadas.

Presidente municipal de Muñoz de Domingo Arenas.

Héctor Prisco Fernández busca dejar en su legado una buena historia al fungir como representante del municipio de Muñoz de Domingo Arenas. Con insistencia se centra en la buena representación. Es un líder que en sus retos se hace acompañar de responsabilidad y compromiso.

–¿Cómo haces frente a este cargo de representación pública?

–Realmente es un reto muy personal. El compromiso más grande para mí es poder hacer historia, ¡pero una buena historia!, que seamos un ejemplo para los ciudadanos, en mi caso particular, para mis hijos.

–¿Con qué valores diriges tu ad­ministración?

–Responsabilidad y compromiso. Responsabilidad para que todas las áreas estén haciendo lo que compete, hacer bien las cosas, hacer un buen papel, y compromiso con la ciudada­nía. Para mí esto último es un punto muy relevante, ya que son ellos los que saben qué aqueja a nuestro mu­nicipio, cuáles son sus necesidades, de las comunidades y con el ejido del municipio a través de ellos tomamos nota para implementar acciones, contribuir y resolver los problemas.

–¿Has encontrado dificultades en el ejercicio de tu función?

–Creo que principalmente es la ges­tión pública. De la gestión depende lo que podamos hacer por nuestro municipio. Mi reto más grande es poder hacer obras y acciones que perduren en el tiempo y que sean funcionales para nuestra ciudadanía, que les permita ser parte de este mu­nicipio. Para generar las condiciones necesarias que permitan tener un mejor municipio, eso es lo principal.

–¿Es difícil encontrar trabajo siendo joven?

–Actualmente creo que no. Hace muchos años a mí todavía me tocó ver que no era fácil. Actualmente incluso los adultos, adultos mayores les están abriendo las puertas y las oportunidades a muchos jóvenes. Ahora tenemos un mundo muy globalizado, donde el acceso a la información es muy fácil.

Todo está al alcance de un móvil, una tableta, una computadora para poder acceder a cualquier informa­ción o investigación que como joven quieras realizar. Las oportunidades también se están dando con los nuevos gobiernos. Con tantas formas de salir adelante, lo único que necesita un joven es quererlo realizar, tener las ganas de salir adelante. Tiene que salir a proyectarse, con la finalidad de que le permitan abrir las puertas a otros jóvenes.

–¿Qué les dirías a esos jóvenes?

–Al frente de todo que busquen el bienestar de lo que vayan a representar. En algún momento, si tienen a bien, contemplar una participación ciudadana, sea para hacer buenas acciones, buenas obras, buenos gestos a la población y que no sólo se quede en promesas, sino que realicen en concreto. Ese sería un tema primordial para quienes quieran incursionar en la política, ya que la ciudadanía nos confía, nos da facultades donde podemos tomar, de alguna manera, las decisiones, que al final pueden repercutir para bien o para mal en la ciudadanía. Lo primordial sería hacer un buen trabajo. Buenos representantes de nuestro municipio o de lo que re­presenten en ese momento.

–¿Cuál es tu mayor propósito en años posteriores?

–En cinco años, tener tranquili­dad, ser feliz en familia y seguir en este tema, en el ámbito laboral, la política, lo público, pero también emprendiendo. Para generar con­diciones para nuestros ciudadanos, emprender algo donde podamos contratar jóvenes, adultos mayores. Que ese empleo sirva para que ellos lleven una mejora en su hogar.

Estamos haciendo lo posible para traer una empresa a nuestro municipio. Afortunadamente, las buenas acciones y el buen sentir de un empresario, ha traído y va a empezar con una inver­sión en la comunidad de San Isidro Chipila con un centro recreativo y posteriormente ya está trabajando con su equipo en el proyecto para ver si se puede consolidar dentro del municipio, un anexo a la empresa que tiene en otro estado.

–Compártenos un mensaje para nuestros lectores.

–Hoy que me encuentro represen­tando al municipio de Muñoz de Domingo Arenas, creo importante decir que estoy en una etapa de mi vida con mucha madurez, con el co­nocimiento suficiente y que quisiera proyectarle eso a los ciudadanos, que tienen a alguien que con orgullo va a destacar todo lo que conlleva a esta gran ciudadanía, con objetividad, dentro de las instituciones estatales, así como federales.

Si tenemos dentro de nuestra población ciudadanos ejemplares, ponerlos como ejemplo para la ciudadanía y de igual forma está en mí seguir con acciones para darles las herramientas de trabajo a los ciudadanos para poder salir adelan­te. Seguir trabajando para que nos vaya bien en esta administración y hagamos una buena historia.

Lucero Ivonne Peña Jiménez
Fotografía: Federico Ríos Macías

Comparte este artículo