Jessica Roldán Rodríguez

Empresa: SAOLDRI, Moda y diseño.

Cargo: Administradora

Edad: 29 años.

Formación académica:  Licenciatura en Administración de empresas.

SAOLDRI es prácticamente una empresa joven, pues vio la luz hace dos años y medio. Está orientada hacia la venta de ropa para dama. El nacimiento de esta firma ocurrió en plena pandemia. Su administradora hoy nos comparte que jamás imaginó tener una empresa y confiesa que ahora que la tiene se siente bien, algunas veces estresada, pero bien.

—¿Cómo empieza la historia de su marca?

—Con la marca empezamos medio año después de la llegada de la pandemia. Mi esposo se quedó sin trabajo, pues enfermó. Ya teníamos la idea de poner un negocio; lo más fácil que se nos hizo fue vender ropa. Empezamos comprando nuestras máquinas, nos dimos a la tarea de diseñar y empezamos con leggins para damas. Fue lo que empezamos a vender en ese momento.

Como todo estaba cerrado, vendíamos por internet, en Facebook. Después vimos la posibilidad de entrar en lo que son los tianguis y los mercados. Al principio vendíamos bien y nos sentíamos contentos, pero cuando pasa el rebrote de la pandemia vuelven a cerrar todo. Hicimos mucho, maquilamos mucho y vuelven a cerramos el mercado. No sabíamos si tirar la toalla o seguir. Fue una muy mala temporada.

—Al estar viviendo varias dificultades, ¿qué los animó a continuar?

—En primer lugar, queríamos seguir empleando a la gente. Teníamos a gente con nosotros, no mucha, pero ellos confiaban en nosotros y nosotros queríamos confiar en nosotros mismos. Nos decíamos: “A darle”, “Vamos a tener que buscar”, y así seguimos por medio de internet; por Facebook buscamos clientes. A veces había altas, había bajas, pero todavía seguimos trabajando.

—¿Qué tipo de prendas producen?

—En especial fabricamos ropa para dama. Nuestro fuerte es el pantalón de mezclilla, la chamarra de mezclilla y el pantalón de vestir. A veces nos llegan a pedir alguna prenda en especial, como uniformes escolares, suéteres, uniformes industriales. Y claro que las diseñamos y fabricamos.

—¿Cuál es el cliente ideal para SAOLDRI?

—Un cliente que nos compre por mayoreo y que continuamente esté comprando. Aquí lo importante es que nos den trabajo, para nosotros dar trabajo. Generalmente vendemos más por mayoreo a clientes que nos llegan de Puebla, México y Tabasco.

—¿Cuál es el reto que tiene su sector en el sentido de fabricar prendas?

—El reto es que tenemos mucha competencia.

—¿Cuál sería el valor agregado que ustedes brindan?

—Hacer un buen trabajo y que nos recomiende nuestro trabajo. Satisfacer al cliente en lo solicitado por él y nuestra eficiencia.

—SAOLDRI es una empresa joven. ¿Cuáles son los planes que ustedes tienen con la marca?

—Queremos seguirla fortaleciendo y heredarla a próximas generaciones. En nuestros planes está incrementar la venta por mayoreo, después abrir una boutique y una tienda de distribución con la misma línea que traemos.

—¿Cómo se desarrolla actualmente su actividad?

—Actualmente vendemos en el tianguis de San Martín Texmelucan y en Facebook. Nuestro mercado está enfocado a damas. Es una línea más juvenil, que abarca las edades entre los 18 y los 40 años.

—¿Actualmente a cuántas personas ustedes dan empleo?

—A ocho personas que trabajan en nuestro taller y aparte a dos maquiladoras por fuera.

—¿Cómo pueden contactarlos los clientes?

—En Facebook aparecemos como “Maquilados Saoldri”; el teléfono es el 2221738465.

Físicamente nos encuentran en el taller, la dirección es Francisco I. Madero #17, San Antonio, municipio de Ixtacuixtla.

Comparte este artículo