Juan Pablo Morales Rico

Juan Pablo Morales Rico – Gerente General de Pastelerías Rico

Cargo: Gerente general de Pastelería Rico.

Formación: Abogado

Edad: 39 años

Pastelería Rico nació el 9 de mayo de 1996. Este 2023 ha cumplido 27 años elaborando productos de repostería en el estado de Tlaxcala. Su primer eslogan fue “Un rico sabor casero”.  Actualmente tiene 26 sucursales y presencia en varios municipios de Tlaxcala.

—¿Cómo empieza la historia de Pastelería Rico?

—Mi papá era funcionario bancario y mi mamá había sido ama de casa. A ella le gusta mucho cocinar y siempre había postres en la casa; tomaba muchos cursos del área de repostería. Todos los pasteles de nuestros cumpleaños los elaboraba mi mamá con recetas tradicionales. Cuando teníamos fiestas o cualquier evento social, mi mamá elaboraba el pastel; en el cumpleaños de las amigas y de los amigos, mi mamá regalaba el postre. Llegó el momento donde mi mamá, al ir por nosotros a la escuela, llevaba la cajuela llena de postres. Aquí la anécdota chistosa es que a mi papá no le gustaba que mi mamá hiciera eso y le decía: “Van a pensar que no te alcanza lo que te doy”, pero mi mamá lo hacía con gusto, a escondidas de mi papá. Ya sabíamos que ella llegaba, abría la cajuela y entregaba el flan, el pastel o gelatina.

Pastelería Rico es una empresa familiar que nace porque mi papá se queda sin trabajo. Eso sucede cuando yo tenía once años, mi hermana menor tenía diez años y mi hermana Guadalupe, que es la mayor, tenía trece años. Desde muy pequeños emprendimos este negocio con mis papás.

En algún momento mi papá no creía en el negocio. Mi mamá nos platica que cuando la llevaron a escoger las cosas, al carpintero que hizo las vitrinas le dijo: “Haga todo desmontable, porque esto no va a funcionar”. 

Han pasado 27 años y aquí seguimos.

—¿Recuerda cuáles fueron los primeros productos que ofrecían?

—A mi mamá siempre le gustó hacer muchos panqués, que eran como las recetas de la abuelita. Los que siempre hacía eran el volteado de nuez, el de piña, el de piñón. Cuando emprendemos el negocio advertimos que la gente aquí en Tlaxcala tenía mucho el gusto por los pasteles de tres leches y tuvimos que meter a línea esos pasteles. Me acuerdo que en aquel tiempo eran rellenos de fruta natural, como durazno, fresa, nuez. En la vitrina teníamos las gelatinas, la gelatina de mosaico que a mi mamá le gustaba mucho hacer.

—En esta historia de más de 26 años de Pastelería Rico y a la distancia, ¿cuáles son sus recuerdos familiares más significativos?

—Mi mamá y mi papá hacían los pasteles. Mi hermana Donají siempre tuvo ese gusto por decorar, por hacer los dibujos de los personajes que llevan los pasteles. Mi labor era repartir y atender. Íbamos a la escuela y en las tardes nos íbamos turnando para estar en la pastelería. Mi hermana la grande nos apoyaba siempre con atender, también ayudaba mucho a mi mamá en hacer los pedidos, pero durante mucho tiempo fuimos hombres orquesta, hasta que gracias a Dios esta constancia, esta perseverancia, este sabor casero nos fue posicionando hasta llegar a donde ya no pudimos hacer las cosas solos y empezamos a crecer y a poner las sucursales.

El suceso donde mi papá se queda sin trabajo me impulsó a decir: “Voy a echarle muchas ganas a la vida, porque tengo que seguir adelante”, y fue una de las razones por las que estudio derecho, porque yo decía: “Los abogados no dependen de ningún patrón”, pero terminé la carrera y seguí ayudando a la pastelería, pues lo mío es el negocio de los pasteles.

—De lo que ofrecían al comienzo, cómo se han diversificado los productos que hoy ofrecen.

—En su momento solo ofrecíamos las gelatinas y los pasteles. Hemos desarrollado el concepto de la cafetería con bebidas calientes y frías. A partir del 2020 elaboramos artesanalmente helados italianos. Actualmente tenemos un concepto llamado “Ricos selecto” ahí encuentras la cafetería, los postres, los pasteles, las gelatinas, los postres individuales y una vitrina con puros chocolates elaborados artesanalmente. También me gustaría añadir el concepto de la panadería, no en una gran variedad, pero sí unos diez panes que saben muy rico.

—¿Cuál considera que sería el valor agregado de su empresa?

—Siempre hemos tratado a nuestros colaboradores como parte de la familia, como un equipo del que somos parte. Creo que tener esta visión humana de ver a la empresa como parte de nuestra familia es lo que nos ha ayudado a crecer.

—¿Cuál es la parte que más disfruta del proceso de hacer repostería?

—En ocasiones llego por las noches y me pongo a crear una nueva receta, hacer alguna muestra de algún pastel en fondant y me dice mi mamá: “Ya duérmete”, pero para mí eso es terapéutico. Crear estrategias de qué nuevo producto sacar, cómo combinar sabores. Eso a mí me relaja. Me satisface mucho cuando ponemos una nueva sucursal, cuando el cliente te felicita por su evento.

En estas temporadas del 10 de mayo, del día del papá, del día del niño se siente bonito ver que se hacen filas en nuestras sucursales. Mucha gente ya se sabe muchos de los sabores, eso también es satisfactorio.

Y sobre todo el poder generar empleo para mí tiene ese sentimiento donde retrocedo a cuando mi papá se quedó sin trabajo y me genera esa satisfacción de poder emplear gente. Así como todos hemos sufrido descalabros o que nos cortan las alas, mis papás, mis hermanas y yo siempre pensamos en el mundo que hay detrás, porque no solamente son los empleados, son los empleados y sus familias; por ellos también seguimos adelante.

—¿Cuántos trabajadores tienen actualmente?

—Actualmente tenemos más de 50 trabajadores.

—Supongo que no fue muy complicado dar nombre a su pastelería.

—Nos estábamos quebrando la cabeza y la de la idea fue mi mamá. Ella es Dolores Guadalupe Rico Romero y por eso mis hermanas y yo nos apellidamos “Rico”. Se dio como algo muy chistoso, porque al menos mi papá ya en muchos lugares es el “Señor Rico”, hasta mi mamá le hace burla y también por eso a mis colaboradores les digo: “A partir de hoy ustedes también ya se apellidan Rico, porque aquí nos ponemos el tatuaje en la mente y el corazón de que somos Ricos, de sabor, pero Ricos”.

—¿Cuáles son las redes sociales que manejan?

—Actualmente tenemos nuestra página de Facebook, que es “Pastelería Rico oficial” y el Instagram.

Comparte este artículo