Julio Alfonso Aguilar Juárez

Cargo: Presidente de la Comisión Fiscal en Coparmex-Puebla.

Empresa: Láragos Consultores

Formación: Contaduría pública en la UPAEP, posgrado en la Universidad Iberoamericana-Puebla. 

Láragos Consultores tiene poco más de un año de haberse constituido, tras dos años de gestación. Si bien se trata de una empresa joven, al mirar más allá de la punta del iceberg hay más de 23 años de experiencia que la respaldan. La firma se esfuerza por mantener una perspectiva humana y un alto grado de responsabilidad social. 

—¿Cómo empieza la historia de su empresa?

—Láragos nació del deseo de crear una entidad que cubriera las expectativas legales, fiscales y la parte humana de las empresas, de nuestros clientes y colaboradores. Las empresas están formadas por humanos, de ahí nace la idea de crear una entidad que pudiera solucionar problemas no solo de empresas, sino de gente, y que ayuda a crecer en ellas.

—¿Qué experiencia respalda a su marca?

—La respalda mi trabajo de más de 18 años en una firma de las Big Four. La avalan 23 años que llevo practicando contabilidad y sobre todo el área fiscal. He sido síndico del contribuyente por parte de Coparmex en el SAT. A lo largo de esta historia he tenido oportunidad de trabajar y conformar un gran equipo para enfrentar los retos de esta cultura tributaria.

—¿Qué servicios ofrece Láragos Consultores?

—Tenemos servicios legales, legales laborales, legal fiscal, fiscales plenamente, como son los que yo presto y también de seguridad social, comercio exterior, precios de transferencia; ofrecemos servicios integrales. Consideramos que debe haber un especialista de cada área. Nuestra intención siempre es proveer servicios que tengan distintas áreas con diferentes expertos, para dar soluciones que cubran todo lo que necesite nuestro cliente.

—¿Cuál sería el valor agregado de su empresa?

—Lo enfocaría en dos aspectos. Primero: una perspectiva siempre humana, buscando cuidar nuestras relaciones; al final del día tenemos que solucionar problemas de la gente y de las empresas. Y segunda: es esta experiencia que nos permite visualizar un entorno completamente macroeconómico, donde conocemos las distintas áreas y podemos cuidar a nuestros clientes desde distintos enfoques.

—¿Cuáles son los planes de su empresa?

—Crecimiento. Un crecimiento sostenido; con crecimiento paciente y resiliente queremos cubrir toda la república. Hoy en día ofrecemos nuestros servicios en distintas partes del país. La intención es seguir cubriendo el país en una primera etapa. Y, por qué no, en un futuro en otros países alrededor de México.

—¿A qué retos se enfrenta su sector?

—Mi sector se enfrenta a retos donde hay una oferta muy alta de servicios y que quizás dejan de ver un poco esta parte integral y complementaria. Pero no solo es prever un servicio, es proveerlo, pero darle continuidad, siempre estar vigilando el proceso para llegar a buen término. No podemos hacer solo proyectos de corto plazo; tenemos que generar soluciones a muy largo plazo.

—¿Hacia quiénes orienta sus servicios?

—Estamos muy enfocados al sector empresarial, multinacionales que en gran medida son nuestros clientes. Aunque también consideramos que tenemos un alto grado de responsabilidad social: si alguna persona física, pequeño empresario o alguien que quiere emprender tiene dudas, para nosotros es un placer ayudarlos a crecer, pues es un reto cumplir con todas las obligaciones fiscales. Tenemos un país con una complejidad muy alta en materia tributaria. Hemos visto muchas empresas que nacen, no tienen una buena asesoría y mueren rápido. Nuestra prioridad es que nuestros clientes crezcan con nosotros.

—Usted es presidente de un capítulo de BNI en Tlaxcala ¿Qué representa para usted esta experiencia?

—¡Es un gran reto!, y una oportunidad de conocer empresarios, conocer cómo se ha desarrollado tanta gente. Tenemos un potencial increíble de empresarios en México. Tlaxcala tiene mucho potencial; es un semillero de empresarios que nos puede ayudar a crecer este país. Tenemos que valorarlo y trabajarlo.

Me ha sorprendido la facilidad con la que se puede entrar en contacto con mucha gente, no solo en el estado, sino fuera del país. Recientemente tuve oportunidad de estar en un congreso nacional de BNI y empecé a hacer negocios con gente de Venezuela, de Colombia, de Chile, y de otros estados de la república, como Jalisco, Nuevo León, etcétera.

La oportunidad que te da hacer negocios y de ofrecer servicios en nuestro caso a lo largo y ancho del país es extraordinario. He conocido gente extraordinaria.

—¿Cómo pueden contactar a su empresa?

—Lo pueden hacer a través de nuestra página web www.laragos.com y en LinkedIn. Me encuentran en todas las redes como Julio Aguilar.

Marisol Fernández Muñoz
Lucero Ivonne Peña Jiménez
Fotografía: Federico Ríos Macías

Comparte este artículo