Un gobierno con compromiso social en Xalóztoc

NOMBRE: José Rafael Coca Vázquez

EDAD: 44 años

FORMACIÓN ACADEMICA:  Médico veterinario zootecnista

CARGO: Presidente municipal de Xalóztoc

José Rafael Coca Vázquez está en vísperas de encabezar los festejos por los 150 años de la creación del municipio de Xalóztoc. En su condición de presidente municipal, cargo al que llegó en su segundo intento electoral, ha establecido un programa de gobierno que apuesta por la gestión eficiente de los ajustados recursos que recibe la comuna.

Es así como ha ejecutado una serie de obras para fortalecer la infraestructura de la demarcación. Entre sus primeras acciones descuella la pavimentación de calles y el embellecimiento del parque principal de la cabecera municipal. Con estas medidas, José Rafael Coca confía en estimular las actividades económicas, y con ello generar beneficios para sus paisanos.

Así, ha impreso un sello social a su trabajo. Busca atender a las personas menos favorecidas al tiempo que promueve una agenda verde, a través del reciclado y reúso de neumáticos. Otro rubro al que ha dado prioridad es el de la seguridad pública. En sus dos años al frente de la administración de Xalóztoc, finalizó la habilitación de separos municipales, de los que carecía la localidad. Asimismo, ha puesto en marcha una aplicación que ayuda a combatir el delito.

En esta conversación, el edil también nos comparte cómo fue su infancia en un Xalóztoc que ha cambiado con el paso de los años. Lejanos se perciben los días en que jugaba con sus primos en los amplios terrenos de labor que rodeaban a la cabecera municipal. Fue en esos juegos que afloró su interés por el cuidado de los animales, teniendo como referente a un tío que era veterinario.

Gracias a su formación en el campo de la medicina veterinaria, tuvo la oportunidad de encabezar un importante programa en el estado de Veracruz, entidad a la que considera su “segunda patria”.

De vuelta en su tierra, despertó en José Rafael Coca el interés por la participación política. Con el apoyo de un grupo de amigos y de simpatizantes, se lanzó a la arena electoral. Finalmente, en su segundo intento, pudo llegar a la presidencia municipal de su terruño. Este paso es muy significativo para nuestro entrevistado, porque hace medio siglo, uno de sus abuelos tuvo la misma encomienda, de conducir los destinos de Xalóztoc, coincidiendo con el centenario de la demarcación.

—Pues qué te puedo decir, Mari. Toda mi infancia estuvo aquí en el municipio de Xalóztoc. Nací en la ciudad de Apizaco, porque creo que aquí no había hospitales en ese entonces. Cursé la primaria, la secundaria y la preparatoria aquí en el municipio.

Como mis padres tenían que trabajar para pagar los gastos de la familia, pasé mucho tiempo con mis abuelos y con unos tíos abuelos. Aquí en el centro de Xalóztoc básicamente recuerdan a mi tía Eloína, quien tenía una tienda. Las personas se han de acordar que ahí donde ahora está la sucursal del Banco del Bienestar, aquí en el centro del municipio, mi tía tiene una tienda.

Yo muchas veces estaba ahí o en el traspatio jugando con mis primos, porque siempre tuvieron muchas familias de animalitos, como pollos, guajolotes, chivos, borregos, cerdos. Así me nace el gusto de estar con los animales, porque mi tía, además de atender la tienda, se ocupaba de atender a animales del traspatio. También tengo un tío que es veterinario; él se encargaba de venir cuando tenían algún problema.

Desde muy chiquito, desde los cinco años, dije ”Quiero ser veterinario”;  afortunadamente, la vida me fue acomodando las cosas para poder lograrlo. No había tierras de labor aquí en el centro, aunque todo el tiempo estábamos mis primos y yo en terrenos que se convertían en el patio de nuestras casas. Ahí jugamos futbol, voleibol, bote botado Siempre con mis abuelos, cuando vivían, congregaban mucho a la familia. Todos los primos éramos muchos. Fue una época muy bonita de mi vida; la convivencia con toda mi familia fue muy bonita.

—Estuve cursando unos meses en la UATx, en El Carmen Xalpatlahuaya; después, unos amigos que estudiaron en Veracruz me informaron que iba a salir la convocatoria para la Universidad Veracruzana. Tuve la oportunidad de decirles a mis papás que si me daban su apoyo para poder estudiar y tuve esa fortuna: mis papás me apoyaron y me fui a estudiar Veterinaria a la Universidad Veracruzana, de la cual soy egresado.

—Fíjate que al principio en extensionismo, que es cuando das capacitación por parte de las instituciones oficiales, tanto de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Veracruz, como de la SAGARPA en su tiempo.

Existía un programa que consistía en darles capacitación y asistencia técnica a los productores a través del pago de un profesional, ya fuera un agrónomo, un biólogo o un veterinario. Un compañero de generación me invita a trabajar en ese programa que coordinaba el gobierno del estado, pero que al principio estaba impulsado por la Unión Ganadera en Tuxpan; nos daban viáticos y un vehículo para que pudiéramos hacer los trabajos de coordinación de los asesores técnicos que tenía cada grupo.

Ahí empiezo a ejercer un poco mi carrera ya de manera profesional, dándole capacitación a los ganaderos de Veracruz de la zona norte; posteriormente, tuve la oportunidad de ser el coordinador estatal de ese programa, con lo que veía a todos los grupos que estaban inscritos en ese programa de todo el estado de Veracruz.

—Fue después de participar con este grupo de trabajo, este equipo que siempre me trató bien; la verdad es que  Veracruz es mi segunda patria, porque me han recibido muy bien siempre. He hecho muy buenos amigos. Después me invitan a un equipo de trabajo diferente, con el que ingresé a la Ciudad de México.

Allá estuve trabajando  en las oficinas centrales de la SAGARPA durante tres años. Posteriormente, como todo, los ciclos, los trabajos, en el tema de los que nos dedicamos a trabajar como empleados de confianza, sabemos que tenemos un inicio, pero no un final y nos podemos ir en cualquier momento.

Se acabó ese proceso y me regreso de la Ciudad de México, me vengo a Tlaxcala para tratar de establecerme y tratar de contribuir; como me decía mi maestra de Anatomía: primero había que sobrevivir y después sobresalir. Me regreso para establecerme con mi familia, que ya vivía aquí. Yo era el que tenía que salir para intentar hacer algunos negocios, algunas inversiones también. Eso fue alrededor de 2015.

—Fíjate, Mari, que fue algo a lo mejor circunstancial; lo que había participado en el tema político a lo mejor un tanto no como protagonista, sino siempre atrás de diferentes candidatos, que en su momento apoyamos, pero nunca había estado ni siquiera tenía la intención como plan de vida, así como sí me forjé desde chiquito la idea de ser médico veterinario, también el de tener negocios, pero nunca me había surgido la inquietud de decir: “Quiero ser presidente de mi municipio”.

Cuando regreso de esta encomienda y tengo un poquito más de tiempo, me empiezo a reunir con mis amigos de aquí; son quienes en algunas pláticas y convivencias empezaron a impulsar que pudiese yo participar en el tema de la política.

Fíjate que yo de muy pequeño tuve bien marcado que quería ser médico veterinario, porque mis papás siempre estuvieron en la oficina, más mi mamá. Cuando yo era pequeño, pasaba de las nueve de la mañana a las doce en el kínder, luego tenía que esperar de las doce a las tres  de la tarde, a que mi mamá saliera de su trabajo. Se me hacía mucho tiempo. Por eso  yo me decía: ”Voy a hacer una carrera que no tenga nada que ver con las oficinas”, y mira el destino ahora nos trae; de lo que menos dice uno es lo que más tiene.

Cuando regreso y me planteo qué voy a hacer, yo no quería hacer, yo nunca me lo había propuesto, pero se da esa oportunidad de participar en el tema de la política. Así se dio, de manera circunstancial. Sí me costó un poquito de trabajo, no con la familia, siempre me decía es que el primer convencido.

Ya venía a establecerme en el municipio, pues sí, desde luego que veía que existían cosas que debían hacerse, que como cualquier ciudadano siempre vemos qué nos hace falta en nuestro municipio, pues cosas que se puedan hacer y los que hemos tenido la oportunidad de salir, no solo del municipio, sino del estado y visitar otros lugares que de verdad tienen adversidades, porque a veces nosotros pensamos que tenemos adversidades en nuestro municipio y no son tal, sí las tenemos, sí tenemos carencias, pero no son equiparadas con las zonas de alta y muy alta marginación que conozco gracias al trabajo.

Los trabajos que he desempeñado y que la verdad es que a mí me ponía como un ejemplo de decir, si ellos se están esforzando que está mucho, a mucha distancia, en otras condiciones y lo hacen, nosotros que tenemos mejores condiciones, ¿por qué no las hacemos? Eso fue verdaderamente a lo mejor a impulsar en este tema de participar en la política para mejorar algunas cuestiones que yo veía en nuestro municipio.

—Fíjate que fue hasta la segunda ocasión que participé; participé en dos ocasiones y hasta la segunda fue que ganamos, porque no tenemos experiencia en el tema de la política. La verdad es que mi participación en la primera ocasión fue la que me dio experiencia para participar, te soy honesto. La segunda oportunidad, pues sí estaba participando en política, pero no quería ser propiamente yo el candidato, sino que tratar de agrupar a algunos amigos, porque cuando participé, varios de mis amigos, pues ya cuando yo decidí participar, ellos tenían compromisos con algunas otras personas que estaban ya en el proceso, pues ya no pudimos participar juntos.

Después se dio el tiempo que conformáramos primero que nada este equipo político a través de los amigos, de personas que vemos que tenemos el mismo punto de vista, que jalamos hacia el mismo lado en el tema de querer el desarrollo y libertad para nuestro municipio. Fue que se da esta oportunidad de además de participar, ganar las elecciones. La verdad es que en esta segunda ocasión, con esta experiencia, más enfocado a decir yo ya estaba plenamente establecido en nuestro municipio, así decía, pues yo sí quiero que el tema de comercio, el tema como todos los ciudadanos de la seguridad, de la proyección de nuestro municipio, pues se viera enriquecida, que al menos se tomara en cuenta ciertas cosas para hacer que nuestro municipio destacara; lo venía haciendo durante muchas décadas en nuestra región y que como me decían algunas personas, como que nos hemos estancado y a lo mejor compartía parte de esas cuestiones, que mucha gente lo siente.

Mi intención era ahora participar para tratar de al menos de tener la rueda, que no fuera hacia atrás, si no de tratar de ponerla para hacerla en el sentido correcto, que fuera hacia adelante. Eso es parte de la motivación que tuve la segunda oportunidad de participar; afortunadamente se dieron las cosas. Estamos trabajando en estos dos años para poner nuestro granito de arena y contribuir al desarrollo de nuestro municipio.

—Han sido dos años muy difíciles para todos los municipios, no solamente de nuestro estado, sino del país, para hacerse de recursos adicionales a los que de por sí llegan o tienen que ejercerse año con año en el municipio, porque hay proyectos importantes a nivel nacional, como el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles”, el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas.

Los recursos están destinados para estas obras, que van a ayudar al país, y entiendo que se les dé preferencia. Los municipios nos hemos enfrentado con esas dificultades, por lo que había que hacer primero un mejor uso de los recursos públicos. Me siento contento, aunque no satisfecho con las cosas que se han hecho desde el principio.

Me comprometí que en los primeros 100 días íbamos a mejorar la imagen de nuestro parque, porque se veía un tanto abandonado, yo así lo sentía. Nadie se paraba por el parque, no había una sombra donde te pudieras quedar al mediodía, el agua, en fin, eso limitaba que la gente pensara en ir al parque; para mí era muy importante que nuestro centro fuera otra vez un punto de encuentro para los ciudadanos, pero que también sirviera para el  desarrollo económico local.

Si aquí no había nada, teníamos que irnos a Apizaco, Huamantla, Tlaxcala, Puebla, en fin, para buscar no solamente comer, sino hasta para divertirte con tu familia. En los primeros 100 días hicimos una mejora en el parque, que a lo mejor no es la que deseáramos, pero es para la que nos alcanzaba; ha servido y conjuntamente con eso, empezamos a diseñar para aprovechar esta infraestructura los domingos culturales. No los hacíamos cada ocho días, pero por lo menos una vez al mes sí los hacíamos. Empezábamos a participar para que la gente pudiese venir. Hoy afortunadamente está el programa de Domingueando, un programa del gobierno del estado que viene a complementar las actividades que nosotros realizamos. La verdad es que nos ha dado un buen resultado.

Los domingos ves la participación de las familias. Eso en cuestión de infraestructura fue el  Parque Municipal. Después tuvimos la oportunidad de continuar, recibimos dos obras en obra negra: la presidencia de comunidad de la Primera Sección y las oficinas de la Dirección de Seguridad Pública. Pudimos darle continuidad a lo que ya había, que era parte de las prioridades, ahora sí que como dice el dicho: “Ser poco el amor, pues no hay que desperdiciarlo en celos”.

 Buscamos la manera de que esos proyectos que estaban en obra negra los hiciéramos funcionar Aquí donde están ahora las oficinas de la Primera Sección pudimos rescatar también un espacio para poner las condiciones y que fuéramos de los diez municipios que podrían albergar un comedor comunitario por parte de la Secretaría de Bienestar del estado.

Ese es un programa del estado que nos dio esta oportunidad de que si poníamos las condiciones, podría recibir este comedor, que trae bastante beneficio, porque tenemos actualmente casi 600 personas apoyadas. Están el comedor y una tienda comunitaria para productos de la canasta básica; cada mes les da la oportunidad de que puedan canjear mil pesos en productos de la canasta básica, desde abarrotes, carne, huevo, leche, y otros insumos.

Son mil pesos   a cerca de 600 beneficiarios, es decir, son 600 mil pesos que llegan directamente a las familias de nuestro municipio. Hicimos ese esfuerzo para tener ese comedor en la presidencia de comunidad de la Primera Sección. Es una obra que ha dado mucho beneficio a nuestros ciudadanos.

También nos encontramos, Mari, que estábamos en el último lugar de los 60 municipios del estado, Xalóztoc ocupaba el lugar 60 en cuestión de que no teníamos un lugar específico para la detención de las personas, es decir, no contábamos con unos separos para detener a las personas que hayan cometido alguna falta. No teníamos un lugar digno para hacerlo. Recibimos ese edificio en obra negra y tuvimos que hacer algunas modificaciones de acuerdo con ciertas recomendaciones que nos hicieron para concluirlo y que pueda ser útil para nuestra ciudadanía y hacer nuestra Dirección de Seguridad Pública y tener también ya nuestros separos para poder hacer la detención de las personas que hayan cometido alguna falta o algún delito.

Ya está nuestra Dirección y también viene a ser una herramienta de trabajo, que le da a nuestros policías seguridad y respaldo, porque los jóvenes son muy inteligentes, muy astutos y sabían que no respetaban a la policía, porque no podíamos tenerlos aquí más de dos horas, teníamos que dejarlos ir o si había los elementos necesarios, ponerlos a disposición en Apizaco, que era nuestro punto más cercano o de acuerdo a nuestras jurisdicciones, a donde nos correspondía.

Hoy ya tenemos esa obra que ha dado importancia a nuestro municipio y lo fortalecemos con una plataforma digital que se llama SIVAT, que ya la tenemos funcionando. Es una aplicación de alertamiento, con lo que ahorramos mucho tiempo, porque si una persona se siente en peligro o ve algo sospechoso, puede hacer uso de la aplicación, que inmediatamente emite una alarma a nuestras patrullas y desde luego a nuestro centro de control, que nos da la ubicación directa.

 A veces en ese interrogatorio de dónde es, en qué comunidad,  quién habla, se va perdiendo tiempo y aunque lo hagan en el 911, son datos que se les requiere y a veces pasa que ya se quejaron de que ya pasaron diez minutos de aquí en lo que hablamos, más en lo que nos comunicamos, en lo que nos ubicamos en dónde es, porque a veces no nos sabemos el nombre las calles o las conocemos de una manera.

En cambio, la aplicación te manda la ubicación y así las patrullas se pueden dirigir inmediatamente hasta esa ubicación, sin que pase todo el tiempo. Vamos avanzando y cuando llegamos ya sabemos de qué se trata, quién está emitiendo esa alarma. Es un sistema innovador, que hasta donde sé es el único que hay en el estado; hemos sido punta de lanza en ese sentido.

También hemos hecho algunas obras para conectar a nuestras comunidades. Una muy importante es la calle Ignacio López Rayón, que conecta a la comunidad de Santa Marta  con la Primera Sección a través de la colonia Tetitla. Era una calle que no sé si la recuerdes, pero había mucha piedra, ahí donde era antiguamente la cantera. Ya no me tocó a mí, pero hace tiempo había mucha piedra y  siempre era mucha dificultad; la gente tenía que dar mucha vuelta, no pasaba el transporte público.

Hoy están las condiciones para que la gente del transporte público  pueda emitir por ahí algunas rutas y comunicar estas dos comunidades. Era una obra que nadie quería entrarle porque había que licitarla y  lo que implicaba.

Muchas veces lo puedas asignar de manera directa. Hicimos esa licitación para que se pudiera hacer esa obra. La verdad estamos muy contentos, porque se ha comunicado en esa sección nuestro municipio.

Está por terminar una obra importante para las comunidades de Texmolac y  de Santa Marta. Sabíamos que los presidentes de comunidad se pudieran poner de acuerdo y tratar de que los dos pudiésemos decir: “Ah, no, yo quiero mi presupuesto de Texmolac en otra prioridad y el de Santa Marta en otra prioridad”. No se podía, pero hoy afortunadamente, gracias a voluntad de los presidentes de comunidad, hicimos la propuesta y esa calle importante se ha pavimentado. Seguramente ha beneficiado mucho al tránsito personal, porque cuando llovía estaba en muy malas condiciones.

Eso lo hemos mejorado y el tramo de San Pedro a la Calle 16 de septiembre, que es la carretera principal, que ya estaba muy deteriorada. Con el apoyo del gobierno del estado, se pudo poner concreto hidráulico en el ejercicio anterior; en este ejercicio también vamos a invertir en el programa peso a peso con la gobernadora.

Hemos hecho también alguna obra en el parque de San Pedro Tlaquepaque; afortunadamente estará listo para nuestras fiestas de septiembre. Habíamos tenido algunas complicaciones, porque está colindando con un monumento que está reconocido por el INAH y había que hacer algunas adecuaciones al proyecto para que estuviera en perfecta sincronía con más medidas que pide el INAH. Eso nos retrasó un poco, pero ya estamos listos para que el primero de septiembre inauguremos ese parque.

Tuvimos también la oportunidad de continuar el camino hacia Los Pinos, que está en la entrada en nuestro municipio, la lateral que da con la fábrica, que no se había podido pavimentar. Es el acceso principal para nuestro municipio y quisimos darle un poquito de imagen a la entrada, tener comercio también porque es un punto de reunión de personas que van a  sus trabajos, de comerciantes, de repartidores. Había que poner las condiciones de infraestructura a la entrada para darle una mejor imagen; estamos trabajando dentro de las obras que hemos realizado.

También estaremos trabajando para compartir con todos los recursos que tenemos, pero que sea de manera equitativa. Desde el año pasado me pedían apoyo las escuelas para las clausuras, las lonas, las sillas, pero decidimos que mejor ese apoyo lo dejáramos como herencia de la generación que sale a las siguientes generaciones, y que pudiéramos comprar computadoras, arreglar los baños, poner sistema de videovigilancia.

Tuvimos la buena respuesta por parte de las autoridades educativas y de los padres de familia. Este año vamos a hacer lo mismo; vamos haciendo poco a poco.  

También pudimos poner las condiciones para que en la unidad deportiva haya un programa piloto del IMSS; como muchas personas saben, esos predios fueron cedidos al Instituto para que pudiese establecerse la unidad deportiva. Ellos tienen el título de propiedad de ese espacio, no es de nuestro municipio.

Ahora las reglas de operación no limitan para invertir donde no es propiedad del municipio y a veces se tenía el apoyo, a veces no; desafortunadamente encontramos la unidad abandonada, y por la pandemia no se permitían los juegos, por lo que estaba vandalizada. Hoy se ha hecho inversión por parte del gobierno federal, cerca de cinco millones de pesos para sustituir la malla perimetral. Hicieron una cancha de basquetbol techada, se rehabilitaron los baños, se cuenta con salas para hacer otro tipo de actividad física; seguramente se rehabilitarán las canchas de futbol. Estamos en espera de que el instituto tenga las condiciones para que esa obra pueda abrirse y funcionar para la ciudadanía; dependemos de los tiempos de ellos.

Nosotros nos dimos a la tarea de poner las condiciones para que esa inversión pudiese hacerse en la unidad deportiva de Xalóztoc, porque como bien sabes en la región también está Tocatlán y quisimos que esa inversión pudiese llegar a nosotros.

En alumbrado público tenemos una red obsoleta; hacemos el esfuerzo de cambiar la mayor cantidad de lámparas. Es complicado, porque seguramente el cableado nos afecta. Nos hacen el reporte, cambiamos la lámpara, parece que está bien, pero después hace aire o hay tormenta y se vuelve a fundir el foco. Hemos cambiado más de 2 mil lámparas en el municipio y todavía nos hacen falta más.

Tratamos de aprovechar. Compramos un camión compactador para la recolección de basura, y tratamos de aprovechar el camión que nos quedaba y lo convertimos en una grúa para el cambio de lámparas y ser más eficientes, para disminuir el riesgo para los operadores; con la camioneta de tres toneladas que tenemos y con la escalera parada 90 grados,  se tienen  que subir y cambiar la lámpara, lo que es muy complicado. Podíamos cambiar diez lámparas; hoy, cuando estamos en condiciones, podemos cambiar hasta 30. Hemos mejorado esa parte poco a poco.

Estoy muy contento de mi área de innovación, donde habilitamos el mercado municipal. Quiero agradecerles a los locatarios que tuvieron esa voluntad. La intención es ver cómo se reactiva el mercado municipal. Lo primero que tenemos que hacer es que la gente vaya a la zona, ver cómo lo podemos difundir para que se reutilice como mercado municipal.

Ahí tenemos nuestra área de innovación, que es un taller. Damos empleo temporal a algunas personas que vienen y me piden apoyo, porque requieren trabajo o para medicamentos.

A veces tampoco nos alcanzan los recursos para tanta necesidad; cuando ocurre así, les ofrecemos por dos o tres  semanas un poco de empleo temporal, para que nos ayuden en esa área en la lijada, en cosas menores, pero que nos sirvan para generar muebles que nos hacen falta en las escuelas, por ejemplo, o los banquitos que usamos en las instituciones. Eso nos ha ayudado bastante en las mismas áreas.

Tu servidor tiene su escritorio de ese material, además de que cuidamos el medio ambiente, porque utilizamos material reciclado y darle un segundo uso. Ahorita promovemos que se puedan recortar y  hacer cercas con llantas.

Finalmente, en nuestra área de cultura y turismo hemos generado lo que  denominamos «La exposición de música y de color”, que queremos que  se apropie la gente de Xalóztoc; no hay ninguno de este tipo en nuestro estado. Queremos que eso nos pueda traer visitantes siempre.

Le decía a la gobernadora: ”No tenemos a lo mejor una infraestructura turística y a lo mejor sí muchas vistas, pero no algo que pueda venir y generarnos turismo”. No lo tenemos; tenemos estructura humana a través de nuestros mariachis, que son reconocidos a nivel estatal y regional, de los pirotécnicos, que también son artesanos nuestros. Podemos compartir nuestra gastronomía para que nos genere turismo.

Hemos tratado de enfocarlo como un turismo social, porque queremos que haya derrama económica, pero si esa derrama puede beneficiar a los que menos tienen, por eso decimos que es con causa, porque lo que se pueda recaudar a través de las canciones, a través del comercio, sea para las personas vulnerables.

Si hay una persona que tiene insuficiencia renal, alguna discapacidad, pues les damos un lugar para que puedan venir, vender y aprovechar esta derrama económica. Creemos que en estos dos años, en las ediciones que hemos hecho, poco a poco nos vamos apropiando de este concepto.

Ojalá que hoy que vamos a participar en el Mundial de Voleibol de Playa como municipio, para que se siga fomentando, primero para contribuir y sumar a este gran proyecto, que coloca a Tlaxcala en el mundo y luego el trabajo que ha hecho la gobernadora, y que aportemos como municipio y que también nos traiga beneficios.

Iniciamos este evento en los primeros meses del año. Iniciamos en noviembre con el 150 aniversario de la fundación de nuestro municipio.

—Lo hacemos en nuestro aniversario, en noviembre, y después lo hacemos el último viernes de cada mes, durante cuatro meses, que son enero, febrero, marzo y noviembre.

—Mira, Mari, sí, ya estamos a prácticamente un mes de iniciar los festejos de la feria. Las actividades religiosas empiezan el 23 de septiembre y nosotros iniciamos con un desfile el día 24. Luego nos vamos al fin de semana, jueves, viernes, sábado. Tendremos un desfile de inauguración y los conciertos acostumbrados del mariachi. Nosotros decimos que es nuestra feria regional del mariachi, en honor a nuestros santos Cosme y Damián.

Tendremos conciertos de mariachi, el baile de feria, la carrera de carcachas, una noche de jaripeo, una corrida de toros, un espectáculo de ilusionismo que se estará presentando el día domingo; desde luego un baile popular el día lunes, la Xaloztada, además de algunas otras sorpresas que estamos confeccionando.

Vamos a tener un tianguis, una expo venta agropecuaria para nuestra gente del campo.  También los invitamos a una muestra gastronómica, que será el  viernes 29 por la mañana, con la que queremos hacer un  reconocimiento a la gente del campo, para que ellos directamente comercialicen sus productos, ya sea elotes, flor de calabaza, verdolagas, malvas, habas, todo lo que ya se produce en esta época, y que también la gente puedan comprar directamente, sin intermediarios. Esa es la intención, así como reconocer la labor de los agricultores

Promete ser una feria que hemos preparado con mucho gusto y que, sobre todo, sea el preámbulo para los festejos de nuestros 150 aniversario, Mari.

— La verdad es que estoy muy contento por esta coincidencia, porque a mi abuelo le tocó el centenario cuando fue presidente municipal. Ahora tenemos esa fortuna de que es una fecha muy emblemática, el 150 aniversario.

Estamos preparando desde el  19 de noviembre al 26 de noviembre una semana con diferentes actividades. Estarán participando fútbol, atletismo, ciclismo, voleibol, futbolito o fútbol rápido, ajedrez, y algunas otras que podamos  concretar.  Queremos entregar en ese marco el Premio Municipal del Deporte a personas destacadas que han dedicado su vida al fomento o que han participado en ser pioneros en estas actividades.

Tenemos personas en vida, pero también otras que fueron muy importantes en el deporte y que desafortunadamente ya no están con nosotros. Por eso también queremos hacerles un homenaje y así iniciar nuestro 150 aniversario.

El lunes, que es el día de la Revolución,  queremos que las familias participen con su carro alegórico, que sea un carro por familia, para que estemos los Sánchez, los Vázquez, los González, los Pedraza, los Cornelio, los Fernández, todas las familias que puedan participar, para que podamos sentirnos una pieza importante de nuestro municipio. Queremos hacer esa invitación para que las familias participen en este desfile.

También tendremos actividades culturales y deportivas. Va a haber una exposición fotográfica por parte del INAH, que nos va a traer. Vamos a tener a los cronistas del estado celebrando aquí con diferentes actividades y platicas culturales, sobre todo de nuestras haciendas del municipio, de los eventos importantes. Se ofrecerá un ciclo de conferencias.

Ya hemos trabajado en nuestro cabildo para solicitar que el Congreso nos pueda denominar como capital del estado por un día. Invitar a la gobernadora, a los diputados, al Poder Judicial, a los magistrados, para que ese día puedan apoyarnos. Esas serán algunas otras actividades, Mari.

Ojalá que el Festival Tlaxqui podamos tenerlo aquí. Estamos trabajando para hacer todo lo necesario y podamos también disfrutar de este evento cultural, artístico y de expresión artística, que lo podamos tener en nuestro municipio.

Por las condiciones sociales del fin de semana, vamos a tener un festival de paellas para el día 24. El domingo habrá un baile popular y el lunes una corrida de toros; por la noche terminaremos con algún artista que venga al teatro del pueblo para la diversión de nuestros ciudadanos.  

Vamos a poner todo el empeño del mundo para que salga de lo mejor. Invitar a la sociedad que es una fiesta de todos, que participen; invitar a las personas de otros municipios que nos acompañen a estos festejos.

En septiembre reunimos a varios grupos de mariachi para que toquen en nuestra parroquia en honor a nuestros santos. Hoy queremos ver si podemos juntar a 150 mariachis para que pueda ser también el cierre de los festejos de nuestro aniversario. Se pone la piel de gallina cuando uno escucha a tantos músicos al mismo tiempo interpretar una canción. Los invito a que vengan en noviembre a nuestros festejos, Mari.

—Primero que nada agradecer esta oportunidad a todos. Invitarles a los eventos, que si no tienen la oportunidad de conocer Xalóztoc, vengan a nuestra feria o a nuestras festividades del 150 aniversario. Sé que somos muy anfitriones, nos gusta mucho que vengan a nuestro municipio. Vamos a hacerles la invitación para que sea el momento oportuno de que puedan conocer la calidad de nuestra gente, pero sobre todo nuestras tradiciones.

Marisol Fernández Muñoz
Yassir Zárate Méndez
Fotografía: Federico Ríos Macías

Comparte este artículo