Yazmín Macuil Periañez – Diseñadora Textil, Periañez Fashion.

30 Años.

Licenciatura en diseño textil por la UATx. Maestría en dirección de instituciones con calidad humana en el Centro Universitario Quevedo. Diferentes diplomados y cursos en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Barcelona.

Periañez Fashion se enfo­ca en cumplir sueños y obsequiar sonrisas por medio de la elaboración y venta de vestidos de XV años. Ha ido transformando su giro hasta enfocarse en este mercado.

Es una empresa nacida en 2014 y está bajo la dirección de una líder empresarial que además ejerce la docencia.

–¿Cuál es el propósito de tu empresa?

–En Periañez Fashion nos encargamos de regalar sonrisas, de cumplir el sueño de las niñas, ya que se enfoca a los vestidos de XV años.

–¿Cómo decides tener esta empresa?

–Surgió la idea desde el año 2014, justamente cuando viajé al extran­jero; entonces se da la posibilidad de tener algo un poco más consoli­dado. La empresa empieza con ropa casual y después da el giro a ropa más formal, hasta que aterrizamos con los vestidos de ocasión, es decir, vestidos de alta costura, que son los vestidos de XV años.

–¿Qué servicios ofreces a través de tu marca?

–Es un momento muy padre cumplir quince años. La etapa de ser una señorita distingue esta parte de tener el vestido y marca un antes y un después en este proceso que se disfruta mucho con los padrinos y los papás, quienes son los que comparten y acompañan a la nena.

Mostramos nuestro catálogo de diseños existentes, pero también trabajamos con diseños hechos a la medida y personalizados, ya que no repetimos y sólo hacemos un diseño; es la garantía de que no los volvemos a realizar para tener diseños exclusivos.

–¿Qué retos tienes como joven empresaria?

–El primero es posicionarse en el mercado, ser reconocido y cuenta mucho con la recomendación y el servicio que tenga la marca. Sí es complicado de repente cuando ya tenemos competencia; sin embargo, es muy favorable y saca nuestras habilidades, cualidades y virtudes, sobre todo para la venta. Lo que nos ayuda muchísimo son las redes sociales; nos hemos posicionado bien y estamos incursionando en el centro de Tlaxcala con la venta de vestidos de XV años.

–¿Es difícil ser joven?

–Sí es difícil, por supuesto, pero no imposible. Creo que es una etapa donde se disfruta muchísimo; creo que es maravilloso y, sobretodo, porque es algo fugaz. Se debe apro­vechar la juventud al máximo. Los años no regresan y el tiempo es vida y la vida vale oro.

Siempre tratamos de aprovechar y en particular hablo por mi equipo, que está formado por personas que me ayudan en el proceso de con­fección, aunque sí es complicado ser joven y llevar una marca y una nómina. Es complicado, pero es muy padre, porque considero que tengo mucha energía, porque en la mañana y en la tarde doy clases. Los fines de semana estoy en el local y atiendo a las clientas con toda la energía y creatividad.

–Platícanos cómo llega a tu vida la posibilidad de ser profesora.

–Creo que venir de una familia donde predomina el magisterio te contagia. Yo no me inclinaba de primera mano con la docencia; sin embargo, al dar clases en la Facultad de Diseño Textil, en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, nace mi curiosidad de saber cómo sería impartir clases en secundaria.

Hice el proceso debido para obte­ner una plaza y estoy ahí laborando desde hace cinco años. El nivel de universidad no se compara con el básico de secundaria. Los chavos tienen mucha energía, aprendes muchísimo y siempre la vitalidad de ellos es básica; de repente uno va pensando tantas cosas y demás, pero ellos siempre están con una sonrisa o un chiste. El estado de ánimo de ellos es una gran responsabilidad.

–¿Cómo te ves en cinco años?

–La meta de la marca es crecer. Anteriormente nos ubicaban en Soriana Ocotlán, en un local más pequeño, pero poco a poco vamos creciendo. El nuevo local tiene un poco de más vista, mayor espacio, que nos permite brindar un mejor servicio. En cinco años nos vemos ya con dos o tres sucursales conso­lidadas dentro y fuera del estado.

–¿Cómo te encuentran en redes?

–Estamos como Periañez Fashion en Facebook, Instagram, TikTok y YouTube. Nos pueden encontrar en avenida Ocotlán numero 51, planta alta, justo enfrente de Michemix, como referencia.

–Comparte un mensaje para nues­tros lectores.

–Si son jóvenes, que se arriesguen. Es complicado emprender, pero no difícil, no es cosa del otro mundo, siempre que crean en sus proyectos y los aterricen a una realidad. Sí se puede, porque como jóvenes tene­mos un gran reto que enfrentar en esta sociedad y es salir adelante, a pesar de todas las circunstancias.

Comparte este artículo