Evelia Huerta González

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Nombre: Evelia Huerta González

Cargo: Presidenta municipal de Emiliano Zapata

Estudios: Preparatoria.

Estado civil: Casada.

Edad: 45 años.

Hijos: Tres.

¿Es difícil ser mujer?

No, no es difícil, depende de uno como mujer como quiera sentirse que sea difícil o que no sea difícil. Aquí lo más importante es que te sientas segura de ser mujer y que realmente lo que quieras tú como mujer, lo puedes lograr; pero no, no es difícil.

¿Cómo se organiza?

Ahí sí es un poquito complicado. Trata uno como madre, sobre todo, de estar el tiempo posible con mis hijos, con mi esposo, pero el tiempo o el cargo que demanda el ser presidenta, quita mucho tiempo, entonces, en mi caso, cuento con el respaldado, el apoyo de mi esposo, que es el que se encarga prácticamente de mis hijos. Trato los fines de semana todo el tiempo de estar con ellos, y entre semana sí es un poquito más complicado.

¿Cuántos años tienen sus hijos?

El mayor 24 años, tengo un nieto de 2 años. El segundo tiene 18 años. Mi hija tiene 17 años.

¿Usted considera que hemos avanzado en equidad?

No. Nos falta todavía, aparentemente, si a nosotros, como los partidos, piden que sea equidad, pero nos falta mucho, porque en el estado son 60 municipios, y somos seis presidentas municipales, entonces como equidad nos falta todavía, para poder completar y que realmente sea equidad.

Desde su entorno o desde el cargo que usted ocupa como presidenta municipal qué hace para poder alcanzar esta equidad. Como mujeres debemos levantar la voz, no tener miedo, porque desafortunadamente por miedo, por pena, por ser mujer y sobre todo los municipios más alejados, tenemos ese temor todavía. Pero no pasa nada, al contrario, tenemos que hablar y hoy en día la verdad tenemos mucho respaldo de muchas instituciones. Como mujer, qué podemos decir, no tengas miedo y podemos lograrlo.

¿Qué opina de los feminicidios?

Desafortunadamente no lo podemos evitar, tal vez aquí en el municipio afortunadamente no hay eso, pero en el estado, como lo acabas de comentar, así es. Tenemos que abrir la boca o hablarlo nosotras como mujeres para que no siga sucediendo, porque por el miedo, por el temor nos quedamos calladas y tenemos aquí la autoridad, por más que quisiéramos como autoridad hacer o decir, no queremos que pase, pero desafortunadamente pues pasa, entonces sí tenemos que actuar con la sociedad hacerle ver a los jóvenes, para que no siga sucediendo, porque yo digo que esto se ve desde que eres joven y empiezas con violencia en tu casa, y tal vez eso se viene desatando y ocasione esto.

Tres virtudes de las mujeres:

La valentía, porque somos muy valientes. El gran corazón, porque todas somos así, o por lo menos yo me considero así. El ser mujer, el simple hecho de serlo ya es una gran virtud, ser madre.

Algún defecto.

El silencio, por la violencia, porque no nos valoramos.

Pasatiempos:

Salgo a caminar por las mañanas.

¿Qué o quién la pone feliz?

Cuando das algo y la gente te agradece, y que te diga “Dios te bendiga”; para mí como presidenta es la satisfacción que puedes tener. Y la otra parte es mi familia

¿Qué o quién la pone triste?

Hagas lo que hagas, desafortunadamente la gente no valora, eso a mí me pone triste, que hablan mal de ti, atrás de ti. A mí en lo personal no me agrada, no me gusta, y yo creo que siempre lo he dicho, cuando tengas algo que decirme, dímelo de frente. En cuestión con mi familia, pues siempre es el hablar, el tener la comunicación, tanto con mi marido, como con mis hijos.

Responda con la primera palabra que se le venga a la mente:

Política: Depende de cómo lo queramos ver, porque a veces te dicen política, y eres política, pero del que hablas mucho, y no, la política es bonita, pero sabiendo realmente qué es política, en este caso si he estado trabajando en la política, y es bonita, siempre y cuando la lleves a cabo como debe de ser.

Cocina: Me gusta

Belleza: Darme mi espacio.

Machismo: Desafortunadamente aquí hay un poquito todavía, por lo mismo de que estamos acostumbrados a las raíces de nuestros antepasados, entonces pues desafortunadamente sí lo hay

Violencia: Sí la hay

Celular: Desafortunadamente es una herramienta de trabajo

Familia: Es la unión.

Marisol Fernández Muñoz
Yassir Zárate Méndez
Fotografía: Federico Ríos Macías

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on linkedin