HUAZONTLES

INGREDIENTES

  • Un manojo de huazontles (tiernos y en rama)
  • ½ kilo de queso panela
  • 10 piezas de huevo
  • Aceite vegetal (el necesario)
  • 150 gramos de harina
  • Sal al gusto

Para el gratinado

  • Queso gouda, una rebanada por porción.

SALSA: INGREDIENTES

  • Un kilo de jitomate
  • 100 gramos de cebolla
  • Un diente de ajo
  • Un gramo de canela
  • Una pieza de clavo de olor
  • 1/4 de taza de aceite
  • Azúcar al gusto
  • Sal al gusto

PROCEDIMIENTO

Después de elegir las mejores ramitas del huazontle, lávalas muy bien, escúrrelas y colócalas dentro de una olla con un poco de agua y sal; tapa la olla y pon a hervir durante dos minutos. Apaga el fuego y escurre inmediatamente; baña con agua fría para cortar el calor. Escurre y ahora colócalas sobre una toalla de cocina seca para extraer el agua apretando un poco; reserva. Mientras tanto, corta en tiras el queso panela para después acomodar dos o tres tiras entre dos o tres ramitas de huazontle, que con mucho cuidado se enharinan y se acomodan en una charola, reservándolos para cubrir con huevo batido a punto de turrón. Hay que batir solo las claras con un poco de sal, hasta que estén firmes.

En este punto agrega las yemas y un poco de harina de trigo, integra rápidamente por 30 segundos aproximadamente y procede a capear cada porción de ramitos; ayúdate con un tenedor y detén del tronco hasta capear con huevo batido. Enseguida coloca sobre el aceite caliente de una cacerola amplia, que permita voltearlo con facilidad ayudándote de una pala. Una vez que tenga un dorado parejo —que se obtiene con una flama media—, retira y coloca sobre un papel servilleta y charola para que se elimine la grasa; reserva.

Para la salsa sigue estos pasos: pica cebolla, ajo y jitomate por separado; en una sartén con un poco de aceite sofríe la cebolla y el ajo durante un minuto. Incorpora el jitomate y fríe durante cinco minutos aproximadamente. Agrega una taza de agua, la canela, el clavo de olor y deja que hierva solo un minuto más. Retira del fuego, deja que pierda un poco de calor para licuarlo y posteriormente regresa esta salsa bien colada a la sartén. Hierve nuevamente, rectifica de sal y azúcar; agrega agua si es necesario, para lograr un punto ligeramente espeso.

Para emplatar, pon un espejo de salsa, acomoda sobre esta salsa una pieza de huazontle ya capeado y frito, una rebanada de queso gouda y gratina durante un minuto al horno; cuando el queso se haya fundido, retira el plato y termina de salsear al gusto.

Decora con un poco de perejil y listo.

¡Buen provecho!

Revista Momento

Comparte este artículo