Quetzal

Ingredientes:

  • 6 piezas aplanadas de pechuga de
  • pollo
  • 6 rebanadas de jamón
  • Un manojo chico de espinacas
  • 2 piezas de pimiento morrón
  • 250 gramos de pimiento morrón
  • 12 hojas de maíz para tamal
  • 200 gramos de queso Oaxaca

Adobo:

  • 2 naranjas
  • 2 cucharadas de miel
  • Un diente de ajo
  • Sal y pimienta (al gusto)

Salsa de elote:

  • 30 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de harina
  • 50 gramos de apio
  • 30 gramos de poro
  • 30 gramos de cebolla
  • 1/2 litro de leche
  • Una pizca de nuez moscada
  • Un elote chico hervido
  • Sal y pimienta al gusto

Guarnición

Arroz al gusto
Algún vegetal colorido de su agrado

Procedimiento:

Elabora el adobo de las pechugas li­cuando el jugo de las naranjas con el resto de los ingredientes. Barniza con una brocha las pechugas y pro­cede a rellenar; sobre cada una de las pechugas aplanadas coloca una rebanada de jamón, pimiento morrón asado y limpio en rajas, un poco de espinaca ligeramente ponchada y un poco de queso Oaxaca deshebrado. Envuelve este relleno con la pechuga apretando ligeramente y coloca esta porción dentro de una hoja de maíz perfectamente lavada; envuelve para formar una especie de tamal, coloca una segunda hoja para asegurar que no se deforme y dobla la punta.

Cocina estos quetzales acomodán­dolos parados; tapa con más hojas o con una bolsa de plástico encima en una olla vaporera durante una hora.

Mientras tanto, prepara la crema de elote. Para la bechamel sofríe en una cacerola poro, apio y cebolla ligeramente picados con la man­tequilla; ya acitronados, agrega la harina y dora ligeramente. Incor­pora 250 mililitros de leche y mueve constantemente con batidor de glo­bo; debe hervir solo unos minutos y pasa por un colador a otro recipiente más grande. Ahora licua el elote re­banado y hervido con el resto de la leche; cuela este y agrega a la crema bechamel. Unifica y sazona con un poco de nuez moscada, sal y pimien­ta; agrega también una taza de con­somé de pollo y hierve esta crema de elote por unos minutos más y reser­va. Decora con un poco de grano de elote y rajitas de chile poblano.

Nota: se puede servir la pechuga rellena directa al plato o sobre una de las hojas de maíz. Baña con la crema de elote y decora. La guar­nición puede ser un arroz canario y vegetales al gusto.

Buen provecho.

Comparte este artículo