Rubén Castillo Ortiz – Presidente del capítulo élite de BNI.

BNI nació hace 30 años. Esta agrupación tiene una manera muy singular de trabajar. Cada día las empresas y la diversidad de giros comerciales que la conforman aplican una manera muy interesante y ágil de activar la economía. Es un espacio abierto a quienes deseen ser emprendedores. Su pilar fundamental está enfocado en las referencias, lo que popularmente podría ser el “de boca en boca”.

—¿Qué es BNI?

—Es una franquicia a nivel interna­cional. Se trata de formar un círculo virtuoso, donde se pretende activar la economía de todas las empresas que participan en cada grupo. Por ejemplo, hablamos de oficios y en BNI se viene a hacerlo de una manera profesional y organizada.

—¿Cómo empezó BNI?

—Nació como una empresa familiar. Empezó hace 30 años. Uno de mis clientes compró la franquicia para esta región del país y me hizo la invitación. Fue muy curioso porque BNI se trata de formar un círculo virtuoso en el que empezamos a con­sumir entre los miembros nuestros productos o servicios.

—¿Quiénes pueden formar parte de BNI?

—¡Todos los que quieran ser emprendedores! He de señalar que para que BNI funcione, se necesita tiempo y disposición. Se requiere tiempo para asistir a las sesiones, que es el escenario perfecto para darte a conocer con todas las empresas y los invitados que ellas llevan.

Después se necesita conocer las empresas de todos los compañeros para que te atrevas a recomendar. Nadie puede recomendar a ciegas. Esto es muy interesante y muy divertido, porque conoces y tienes las herramientas necesarias para convertirte en el mejor vendedor de tus compañeros. BNI se basa en un principio básico: “Ganar dando”.

BNI funciona dando referencias, compartiendo clientes, pero no de la manera tradicional, como una base de datos. Aquí en BNI escojo a quién de mis clientes le voy a recomendar alguna de las empresas, de acuerdo con sus necesidades. Vas recomendando laboratorios clínicos, el hospital, el taller mecánico, el dentista, el abogado y demás. El principal pilar de IBM es dar y dar referencias. Tienes que ha­cerlo todo el tiempo, de esta manera es como se cumple el objetivo de BNI.

—Además de lo que has menciona­do, ¿qué otros pilares hay en BNI?

—El pilar fundamental son las referencias. Cuando te invitan a BNI te dicen: “El menor de los beneficios es que entre nosotros vamos a consumir nuestros pro­ductos y servicios; el mayor de los beneficios es el compromiso que tiene cada empresa participante por compartir a sus clientes con los demás”. De esta manera, activas la economía forzosamente, porque no es lo mismo esperar a que lleguen los clientes, a estar en un grupo donde todos empiezan a mandar clientes cada día.

Hay algo común, la actitud positiva que es uno de los pilares de BNI. Sin ella nada va a funcionar. Se necesita actitud positiva y ganas de compartir clientes.

—¿Esta franquicia es una oportu­nidad para avanzar y crecer en tu negocio?

—Completamente. A través de BNI tienes el apoyo de una plataforma en la que vas reportando tus acon­tecimientos y todo mundo advierte si estás mandando referencias, si estás visitando las empresas y si estás llevando visitantes.

Pertenecer a un capítulo de BNI te abre las puertas para que tu producto o servicio sea de movilidad nacional o internacional. Llamamos capítulo a los grupos que hay por toda la república. Basta con contactar el capítulo que te interese.

Por ejemplo, en nuestro capítulo hay una plataforma de movilidad que se llama Togui. Es una aplicación donde si estás en un lugar, pides un transporte y te lleva a donde tú lo deseas. Este compañero ha estado en siete capítulos diferentes de la república. Además, se fue a Espa­ña a promocionar su plataforma de movilidad y le está yendo muy bien. Entonces, de que es apto para emprendedores, [lo es] por comple­to. Aquí lo único que necesitas es tiempo, imaginación y muchas ganas.

—¿La pandemia afecto las activi­dades de BNI?

—La pandemia nos obligó a todos a involucrarnos un poco más en la tecnología. Por ejemplo, a mí nunca se me hubiera ocurrido ofrecer el servicio de recepción y entrega a domicilio con todos mis clientes, eso tampoco es algo común y sin embargo la pandemia nos forzó a hacerlo, y ahora que la pandemia está bajando, ya se nos quedó como hábito el servicio y eso a la gente le gusta muchísimo. La pandemia trajo cosas muy tristes, pero si lo ves con actitud positiva, también trajo cosas buenas. Nos obligó a mejorar en muchos sentidos.

—¿Qué se necesita para comenzar a emprender?

—Lo primero que necesitamos es creer que como empresarios nos podemos ayudar unos a otros. Ahora que he visto en el trabajo de nuestro capítulo, el trabajo en equipo es básico. Yo invitaría a todas las empresas, si se unen con nosotros, fenomenal, pero si no, que hagan sus propias alianzas y de esta manera van a ver como su economía se empieza a activar y la de sus amigos, vecinos y de todos los empresarios que se empiecen a reunir de una o de otra manera.

BNI es una herramienta muy buena para que las empresas puedan formar alianzas y para que sepan que tienen a vendedores gratis.

¿Cuánto te costaría capacitar a 40 vendedores que estén haciendo este trabajo? En BNI eso es de manera gratuita. Todos tus compañeros se vuelven tus mejores vendedores, no tienes que pagarles seguro social, ni absolutamente nada y lo hacen porque tú también lo haces. En la medida que empieces a mandar y mandar referencias, empiezas a recibir. BNI es una plataforma muy buena y vale la pena pertenecer a cualquier capítulo de BNI en el país.

—¿Algo más que desee agregar?

—Agradecer el tiempo, el espacio e invitar a todas las empresas a que se unan con nosotros. Hay algo muy particular en BNI que no hemos mencionado, le llamamos silla. Solo puede haber una silla por cada giro comercial. Esto hace que dentro de tu capítulo nunca tengas competencia. No puede haber dos abogados, dos talleres mecánicos, dos dentistas. Eso permite que empieces a explotar por completo tu cartera de cliente, porque ya no solo es tu cartera de cliente, empieza a sumar la cartera de clientes de todos tus compañeros.

Vale la pena que se unan con nosotros.

Lucero Ivonne Peña Jiménez
Vanessa Quechol Mendoza

Comparte este artículo