Alma Rosa García Villalba Directora y Fundadora de Flowage

12° Edición Especial Mujeres – Conoce a Alma Rosa García Villalba Directora y Fundadora de Flowage

¿Cómo se siente justo en esta etapa de su vida?

–Me siento tranquila y orgullosa de lo que he logra­do hasta este momento. Sé que tengo un mundo de retos por delante, eso me emociona, además de que estoy a punto de ver la segunda etapa de la vida.

–¿La niña que fuiste se imaginó ver a la mujer que hoy eres?

–Quizás no exactamente como hoy es, pero sí tenía sueños de pertenecer a una compañía trasnacional y eventualmente formar una empresa propia. No sabía exactamente de qué, pero sí sabía que me gustaban las cosas grandes para intentar transformar al mundo.

–¿Ha sido difícil ser mujer?

–No lo llamaría así, obviamente he tenido retos, como cualquier ser humano, pero han sido una bendición. Me ha tocado vivir momentos históricos, por ejemplo, la inclusión de muchas mujeres en el ámbito industrial.

–¿En algún momento de tu vida se ha presentado la violencia?

–La violencia es cualquier acto que roba tu paz. En este sentido me parece que cualquier ser humano ha enfrentado violencia, sin embargo, afortunadamente nunca me he encontrado expuesta a violencias mayores, como lo podría estar muchísima gente en la actualidad.

–Como mujer, cuál ha sido el mayor reto en tu vida?

–Buscar empatar la maternidad con la realización de otros sueños profesionales.

–¿Qué te sostiene en los días turbulentos?

–Dios; Él es mi timón. Agradezco a la vida que haya podido conocerlo, también debo decir que cuento con una gran red de apoyo que he construido, porque he tenido oportunidad de vivir fuera o lejos de mi familia y creo que las personas vamos conectando con otros seres humanos. Ahora también mi familia es mi red de apoyo, porque finalmente han sido mi red construida de manera orgánica.

–¿Crees que las cosas han cambiado para las mujeres?

–Totalmente. Si bien tenemos aún una brecha muy larga por recorrer, yo he tenido la oportunidad de vivir cambios importantes que me parece son muy relevantes y me llenan de orgullo. Por ejemplo, en mi anterior trabajo tuve la oportunidad de ver cómo esa diversidad e inclusión de las mujeres evolucionó. Recuerdo perfectamente que cuando entré a trabajar a esa em­presa, eran alrededor de tres mujeres en cargos directivos; ahora puedo ver que la mayoría de corporaciones están logrando números igualitarios. Actualmente, en mi compañía tengo la fortuna de trabajar con empresas la diversidad y me ha impactado ver, por ejemplo, en la empresa que me provee los envases tiene alrededor de un ochenta por ciento de mujeres.

–Desde tu entorno, qué haces para que las mujeres podamos tener mayor igualdad.

–Yo creo que todas podemos hacer cambios significativos y súper im­portantes desde donde estamos. En mi caso, comienzo con mi hija y su formación, eso para mí es muy impor­tante, porque quiero que ella crezca en un ambiente inclusivo de respeto e igualitario. En la parte empresarial, lo que estoy haciendo es expandir esa inclusión, al buscar que mis productos sean hechos por mujeres. Desde el diseño, la formulación, marketing, proveedores, empaques y comprado­res sean mujeres. Intencionalmente busco esa inclusión.

–¿Te arrepientes de alguna decisión?

–No, yo creo que he tenido muchos aprendizajes en la vida y todas las decisiones que podemos considerar que no son lo que esperábamos, final­mente representan un aprendizaje.

–¿Cuál consideras que es la mayor virtud de nosotras las mujeres?

–La resiliencia; yo no he conocido a mujer que no salga adelante pese a las adversidades; por otro lado, también creo que la atención al detalle, el amor y siempre buscar con sus acciones que los demás estén bien.

–¿Algún defecto?

–Yo no le llamaría defecto, pero sí creo que tenemos la oportunidad de creer más en nosotras mismas. Con­sidero que el síndrome del impostor de repente está a todo lo que da y creo que es una cosa en la que hay que trabajar. También agregaría el sobre pensar las cosas.

–¿Cuál es tu próxima meta?

–A nivel personal, darle a mi hija un acompañamiento oportuno para que entre a la primaria con tranqui­lidad y que sea feliz. En términos profesionales, deseo que mi marca se dé a conocer en todo nuestro estado. De manera personal anhelo estar en el momento presente, disfrutar de la vida en el día a día

–Platícanos de tu marca.

–Desde muy joven me interesaban los productos para el cuidado de la piel y siempre soñé con un producto que te pudiera dar todo en uno. Pos­teriormente, al lado de mi mentora en términos de skincare comenzamos a idear Flow Age, un producto diseñado para lograr una hidratación estratégica de la piel.

Comparte este artículo